Compartir

“Dificil castigar feminicidios”

Feminicidas en libertad por lo
difícil que es acreditar el delito

*Todas las muertes violentas de mujeres deben procesarse como feminicidio: Navarrete

Daisy Verónica Herrera Medrano
Reportera

En México, cada cuatro horas una mujer es asesinada, su agresor, al ser acusado de feminicidio queda en libertad, toda vez que los elementos para acreditar este delito son subjetivos y se dificulta su acreditación.

La incidencia de feminicidios aquí, coloca a Tamaulipas en el peldaño número nueve entre las 32 entidades federativas, mientras que México es considerado uno de los países más violentos para la mujer en América Latina.

El Coordinador de Asuntos Jurídicos del Instituto Nacional de la Mujer, Pablo Navarrete Gutiérrez, consideró ante ello que es urgente la revisión de la tipificación del feminicidio, que hasta ahora es un tema pendiente en México que debe abordarse a la brevedad.

También dijo, se debe insistir mucho en las Procuradurías para que todo acto de muerte violenta de mujeres sea procesado como si se tratara de un feminicidio, y que sea justo la investigación de los hechos, la que confirme o deseche la posibilidad de que sea un acto de feminicidio.

Si bien expuso que el problema no es jurídico sino más bien de interpretación jurídica, por ello es clave el desempeño de los jueces y las juezas y la interpretación que hagan en este sentido.

Como sociedad expuso que necesitamos con urgencia un profundo cambio social y cultural en el cual se desincentive la violencia contra las mujeres, empezando por la forma más naturalizada de violencia que es el acoso y el hostigamiento sexual callejero.

En materia de leyes reconoció que en los últimos 10 años se ha avanzado mucho, por ejemplo ya no existe en ninguna legislación penal el homicidio en razón de honor que antes estaba presente en 14 códigos estatales.

“Ha habido avances y en algunos casos retrocesos, por ejemplo en esos códigos se quitó el homicidio en cuestión de honor que era una pena mínima, casi era como un premio a quien mataba a su pareja por cuestiones de honor, es decir, al que encontraba a su pareja en una relación carnal”, detalló.

Dejar un Comentario